• Revista Acine

Nadie… Es lo que parece

Nunca mires por encima del hombro ni menosprecies a NADIE. Esta, es la más importante lección que me hizo recordar la película Nobody, “Nadie” o “Don Nadie” como se conoció en Latinoamérica y España.

Si tienes un vecino tranquilo, de esos que aparentemente no rompen ni un plato, es mejor no tentarlo, recuerda que todos actuamos de formas sorprendentes cuando estamos frente a una situación extrema. Si eres de calle al igual que yo, sabrás que como dicen en los barrios, “al que está quieto, se deja quieto”.


Protagonizada por el cada vez más popular y sorprendente actor Bob Odenkirk, Hutch Mansell, es un padre de familia y oficinista tranquilo, con una vida rutinaria en la que nada parece pasar.


Toda esta pasividad y monotonía se ve alterada cuando una pareja de asaltantes decide ingresar a su hogar. En un ataque de pánico o de extremada mesura, Hutch se paraliza ante la inmejorable opción de atacar, situación que decepcionó por completo a su hijo Blake (Gage Munroe).

Impulsado por la rabia y por la decepción que generó en su familia, Hutch resuelve actuar, decisión que lo lleva por un camino de autodestrucción, que lo hará retornar a una vida pasada, de la que se creía a salvo y de la que pensó, haberla sepultado para siempre.


La escena bisagra, se da cuando Hutch interviene en un bus para ayudar a una mujer que está siendo acosada por un grupo de hombres… recuerda que no todos los héroes llevan capa, pero también ten presente, que cada acto tiene su consecuencia, y esta en particular, lo llevará a convertirse en el objetivo de un líder de la mafia rusa.

La escena bisagra, se da cuando Hutch interviene en un bus para ayudar a una mujer que está siendo acosada por un grupo de hombres… recuerda que no todos los héroes llevan capa”.

Dirigida por Ilya Naishuller y con guion de Derek Kolstad, Nobody, es una película de acción con una trama inicial diferencial, pero que lastimosamente, mediante va transcurriendo la historia, cae en los clichés de films, en donde las balas, la sangre y la muerte tocan a todos, menos al protagonista.


Con todo y esto, la película es interesante; más allá de las trepidantes escenas de acción desaforada, nos muestra de alguna u otra forma la crisis de la mediana edad, época de la vida en donde es común la rutina, el distanciamiento familiar y las noches de pasión entre parejas, son cada vez más escasas.

Contrario a lo que se puede esperar cuando Bob Odenkirk hace parte de una producción, el humor fue casi inexistente; más allá de situaciones que al ser muy cercanas a la realidad de cualquier espectador, logran sacar una que otra sonrisa.


Aunque desde mi humilde opinión, se exageró con el uso de la música en ciertas escenas de la película, también hay que decir que la banda sonora tuvo muy buenos temas del pop, rock, jazz y blues, que van desde la década de los sesentas, hasta los años 80. Don't Let Me Be Misunderstood de Nina Simone, Heartbreaker de Pat Benatar, Life is a Bitch de Luther Allison, y la gran What a wonderful world, Louis Armstrong, son todas merecedoras de estar en mi lista de reproducción de Spotify.


Por último, fue reconfortante volver a ver a Christopher Lloyd (el doc Emmett Brown de la saga Volver al futuro), en esta ocasión como David Mansell, padre del protagonista y ex policía del FBI, el cual tendrá un rol importante, en la cruzada contra los rusos.


Si te gustan las películas de acción, Nobody está hecho a tu medida. Si al igual que yo, prefieres otros géneros, créeme que esta cinta no te decepcionará, pues además de ser entretenida y relativamente corta, cuenta con la participación de un actor como Bob, con el que siempre irás a la fija.

TRAILER

Por: Guillermo Morán Robledo


Comunicador social y periodista, ignorante cinematográfico, extra en una película de Trompetero y fiel seguidor de Heisenberg.

En Twitter @GuillermoMoran1 y en Instagram @moranrobledo

64 vistas0 comentarios